Un comentario y algunas fotos de la conferencia de D. Emilio Calatayud Pérez

El 8 de octubre de 2013 el IES Ostippo organizó, junto con la asociación Andaestepa y la AMPA “Sierra de Becerrero”, una conferencia en el salón de actos de Oleoestepa a cargo de Don Emilio Calatayud Pérez, Juez de Menores de Granada.

Don Emilio Calatayud es famoso por sus sentencias curiosas, ejemplares y basadas en la educación más que en el mero castigo. Es autor y coautor de varios libros, entre los que destaca Mis sentencias ejemplares, y es también blogista y colaborador en diversos programas de radio.

Al acto  asistieron profesores, padres y madres y autoridades.

La conferencia destacó por la mezcla magistralmente realizada entre tratar temas realmente preocupantes -como la violencia de los menores entre sí o hacia sus padres, o los delitos más patentes en esas edades- y un tono humorístico que levantó más de una carcajada y que consiguió relajar una atmósfera cada vez más tensa debido a la crudeza de la temática y a los diversos ejemplos que Don Emilio Calatayud exponía tomando como referencia los diversos casos juzgados por él.

El Magistrado destacó como temas de suma importancia, por su incidencia en la educación de los hijos, el uso de las nuevas tecnologías (smartphones, tablets, redes sociales, etc.), fuente de una variedad de nuevos delitos; el alcohol y las drogas, con especial referencia a la “botellona”;  y el incremento de casos de violencia hacia la familia. Asimismo, nos leyó su famoso “Decálogo para crear un delincuente”, del que os proporcionamos el siguiente enlace.

Gran parte de los asistentes coincidió en afirmar lo amena y enriquecedora que fue la charla. Casi todos destacaban el hecho de que, tras escuchar al Magistrado, habían detectado conductas en sus hijos -en el caso de los padres- o en sus alumnos -en el de los profesores- a las que no les habían prestado atención y ante las cuales merecía la pena un cambio de actitud.

Personalmente destacaría el hecho de que lo comentado en la conferencia, en su mayor parte, es algo sabido por todos desde el sentido común, pero que, dicho por alguien que se enfrenta a estas situaciones cuando han llegado al extremo de tener que ser juzgadas y con el añadido de unos ejemplos escalofriantes y reales, se graba en nuestras mentes y nos obliga a reflexionar sobre qué podemos hacer para mejorar como padres y como docentes. A fin de cuentas, lo que hay en juego es el futuro de nuestros hijos y alumnos. Nada menos.

Antonio Alfonso Domínguez Porras

El autor de las fotografías es Quino Castro.